¿Un jardín abandonado?

Un jardín abandonado que conserva las puertas, aún sin llaves; sin la necesidad de una azarosa carrera tras lo novedoso, tan sólo auténticos parámetros que no superan los límites del proceso de nuestra propia existencia; sin celosías que hacen crecer la vegetación vertical rápidamente; ni pérgolas, ni maceteros, ni sombra, ni vestigio de nada: tan sólo la pasión de alguien que, por ende, ama someramente la estética de sus cactus.

 

* Todas las imágenes de la galería son de Ricardo Celestino Mur

When you write on these, it will scan there be easier for you.
More from Ricardo Celestino Mur

¿Un jardín abandonado?

Un jardín abandonado que conserva las puertas, aún sin llaves; sin la...
Leer más