Angus & Julia Stone

Una canción, en algunas ocasiones, es un tiempo que atrapa el tiempo, que lo fija y a la vez salva la emoción de un instante que desde ese momento permanece por ahí para siempre, dando vueltas como el humo de algunos cigarrillos improbables que quizá solo se soñaron, pero que de pronto retornan como un sonido que quizá se escuchó y del que se ignora casi todo, pero que sin embargo nos pertenece desde siempre. Aunque no se conozca el idioma. Aunque Julia Stone fuera hasta hace poco solo un nombre entre los nombres que pueblan el infinito universo…

 

 

Etiquetas de este artículo
More from Ramón González Correales

La luminosa dignidad de Tony Judt

Hay que tener perspectiva histórica, conocer hechos y datos verdaderos y poseer...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *