Las razones de la espera

Objetos móviles

Me gusta que tus cosas

se apoderen

de mi espacio. Así sucede que

esta camiseta tapiza la silla

y las zapatillas caminan

en busca de mis pasos.

El desorden mutuo construye

los paramentos, la mesa,

incluso el aire y lo que no es.

Los objetos se mezclan, se quieren,

también se persiguen

hasta los confines del cuarto.

__________________________________________________

Astronauta enamorado

Imagino que soy un astronauta

enamorado

que inventa el significado de la palabra soledad

para sacarla del diccionario que la contiene

Palabras que meditan entre palabras

cómo, qué, cuándo

escapar

dejar de sentir la gravedad oscura del cuerpo

y el tamaño.

________________________________________________________________

Justo ese punto

Era necesario poner la saliva

entre la melancolía y el odio,

y aumentar la presión en las venas

comprobando cómo el curso natural del flujo era imposible

No sé si es la incompatibilidad o la ausencia

de luz a través de esta rendija

pero la idea contamina con rapidez

Donde estalla el corazón y su carne

se extienden las tierras sin referencia del miedo.

__________________________________________________________

Espacio prohibido

 

Existe el espacio para nosotros

aunque aún no

podamos precisar sus dimensiones

ni si es duro o rugoso. Está

en los huecos

entre las cosas, en el aire entre líneas

pero sin palabras que lo definan.

Donde quede sólo la ceguera del tacto

encontraremos el origen de coordenadas

el sistema universal

que orbita en el centro del oscuro bosque

interior.

* Extracto del poemario ganador del Primer Premio de Poesía del certamen del C.M.U. Isabel de España, 2012

 

 

Etiquetas de este artículo
More from Alicia Galán Álvarez

El hexágono y la modernidad

Si hay un ejercicio apasionante en la arquitectura es el de los...
Leer más

1 Comentario

  • Abrirás ese espacio para nosotros
    cuando lo habite el don de tu tiempo.
    Volará tu regalo
    coronado de veloces nubes,
    bailaremos el son de tus aires.
    So tu swing descansaré tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *