“Te voy a llenar el corazoncito de madroños”

Me muero de ganas de cerrarte el invierno de un portazo con la boca. Me muero de ganas de ver llegar la primavera, jugando a tirarse por el tobogán de las arrugas de mi vestido. De recoger las flores y arrastrar los dedos por la superficie del agua como si fuesen kilómetros de seda interminable.

De animarte a cerrar los ojos para sentir el sol golpeando tu nariz. De atender con los dedos a los rincones más fresquitos, memoria de la nieve del alma, como si fuesen balanzas jugando a establecer equilibrios mientras nosotras nos queremos sin medida, haga frío o calor.

Coger de la mano a nuestras sombras e invitarlas a bailar en el jardín, hacer corros y limonadas, morder sandías, levantar suave brisa en los columpios.

Y después atardecernos despacito con las manos, para que se mueran de envidia las estrellas.

 

Etiquetas de este artículo
Escrito por
More from Ga Ga

A juego con las olas

Tengo la columna vertebral cubierta de lazos de seda apretando hasta dejarme...
Leer más

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *