Música hyperbólica para septiembre

1-      PONY BRAVO: “Zambra de Guantánamo

Su nuevo trabajo “ De palmas y cacería” apunta claramente a mejor disco nacional del año. Sus dos anteriores LP’s no podían dejar indiferentes por su deslumbrante creatividad a público y crítica y este nuevo roza la unanimidad de elogios de la escena. Valientes en su propuesta, revoltijo de estilos e influencias retorcidas con talento, ingeniosos en sus letras, agudos en su mirada crítica y traviesos lanzadores de dardos sarcásticos. Además: divertidos y bailables en sus directos, dónde se siente su música de verdad: su groove, su deriva funk, esos bajos y esas cajas de ritmo que te agitan, su hipnótica rave que te traslada en un mantra Kraut-rock… de baile y subversión… sí, era eso el rock, cuando lo conocimos…

Su disco contiene hits directísimos (“El Político liberal”, “Mi DNI”, “Eurovegas”…) pero os dejo esta “Zambra de Guantánamo” que es un cruce alucinante entre la hedonista escena Madchester (Happy Mondays, Stone Roses…) y lo que ellos denominan hilarantemente post-lolailo?!


2-      MILES KANE: “Don’t Forget who you are” 

Las canciones de Miles Kane tienen todo el poso de la música pop-rock inglesa, de sus grandes referentes (Paul Weller, The Who, The Kinks, The Undertones…). Y él tiene el talento para que sus nuevas composiciones suenen grandes y se conviertan en clásicos instantáneos. Músico de largo recorrido. Su disco de este año “Don’t Forget who you are” está repleto de ganchos.


3-      MAX FROST: “White lies” 

Temazo muy en la onda de los mejores hits de Outkast, Tv On The Radio, Gnarls Barkley… Habrá que seguirle la pista a Max Frost…

 


4-      DEERHUNTER Pensacola

Deerhunter son desde hace años indiscutibles en la cabeza del pelotón de grupos indies americanos. Su nuevo disco es áspero, crudo y garagero… Especialmente disfrutable es este tema “Pensacola” con su toque country destartalado.


5-      CLUB 8 “Stop Taking my time”  )

Los grupos de la escena independiente sueca siempre han bordado su producción. Suenan tan elegantes y fríos como son. Como otros muchos grupos compatriotas de su generación (The Legends, Shout Out Louds, The Radio Dept., Sambassadeur, The Mary Onettes, Irene…) recogen como nadie la influencia británica del dream-pop, la escena c-86 y el indie más lánguido. Eso sí, después de muchos años, Club 8 nos sorprenden cambiando ligeramente su registro y se sueltan el pelo en esta “Stop Taking my time”, sin complejos y digna del europop más desenfadado de Saint Etienne.



Escrito por
More from DJ Tini

Música hyperbólica para diciembre

  1-      SPLASHH: “Vacation” Inquietante debut de Splashh, banda inglesa de violenta...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *