Feliz año (hyperbólico) 2014


Celebramos otro año nuevo porque éste es nuestro tiempo. Porque, como se decía en L´Enciclopedíe sobre los philosophes, no nos creemos exilados en este mundo, ni nos sentimos en un país enemigo.  Queremos gozar, con sabia economía, de los bienes y placeres que la naturaleza ofrece y también encontrarnos a gusto con los otros, convenir con los demás y hallar en ese encuentro de ideas y sentimentalidades,  la mirada más interesante o más curiosa o más inteligente o más divertida.

En Hypérbole queremos agradar y ser útiles, buscar y encontrar motivos para vivir mejor y afrontar las dificultades que la vida tiene con la perspectiva y los recursos que puede aportar la cultura.

Hemos disfrutado mucho con los textos y fotografías de todos los colaboradores y también con la interacción con todos los lectores, que este año han crecido mucho. A todos muchas gracias. Vosotros sois Hypérbole. Feliz año 2014.

 

FINAL DEL AÑO

Ni el pormenor simbólico
de reemplazar un tres por un dos
ni esa metáfora baldía
que convoca un lapso que muere y otro que surge
ni el cumplimiento de un proceso astronómico
aturden y socavan
la altiplanicie de esta noche
y nos obligan a esperar
las doce irreparables campanadas.
La causa verdadera
es la sospecha general y borrosa
del enigma del Tiempo;
es el asombro ante el milagro
de que a despecho de infinitos azares,
de que a despecho de que somos
las gotas del río de Heráclito,
perdure algo en nosotros:
inmóvil.

Jorge Luis Borges
Fervor de Buenos Aires (1923)

Etiquetas de este artículo
Escrito por
More from hypérbole

Hasta pronto, AMM

Muchos echaremos de menos aquellas mañanas que comenzaban leyendo “Escrito en un...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *