Tengo ganas de comerte toda una vida

 

 

Ven que te acaricio el cuello con las rodillas.

A ver que tienes tú que no pueda lamer yo.

Tengo ganas de comerte toda una vida.

Tener ganas de hogar es querer llegar a casa para bajarte las bragas y resguardarme entre tus piernas

Yo no oculto la verdad, es ella la que se esconde de mí.

Yo a las mentiras les preparo café para que se sienten como en casa.

 

 

Música para follarme yo solita.

Las típicas ojeras de relativizar mal.

 A ver cuantos centímetros de verano te entran.

 Te oigo el mar desde la cama.

 Cuanto más frío hace este invierno más ganas tengo de meter la lengua dentro de ti.

 Tener ganas de hogar es querer llegar a casa para bajarte las bragas y resguardarme entre tus piernas

Cerrar las heridas llenándolas de chocolate.

No hay peor castigo que ese sin el que no se vivir

 

 

Yo me jabono despacito mirándote a los ojos y tú me aclaras las dudas.

 Tú lo llamas corazón, yo cajita para guardar lágrimas.

 Eres las ganas de hacerlo bien más bonitas que he tenido en la vida.

Si fuese una parada de tren me llamaría Deseo.

 En que idioma tengo que morderte los labios para que entiendas que quiero follar contigo.

 Soy la entrada al infierno más bonita que vas a ver en la vida.

 Me coge de la mano igual de bonito para pasear por la playa que para tirarnos por el acantilado.

 La luz al final del túnel eres tu haciéndome café.

 

Etiquetas de este artículo
Escrito por
More from Ga Ga

Me huele la cintura a primavera

  Os podría decir de memoria cuántas lenguas suyas mido de alta....
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *