Las mejores películas de 2015

 

Una temporada más, les dejo aquí una particular selección de 10 películas estrenadas en España durante el año 2015. En doce meses donde ha habido largos periodos de sequía cualitativa, y otros donde se han amontonado los grandes títulos, no me ha sido posible ver algunos muy loados como Deuda de Honor (The Homesman), Rams,  Taxi Teherán, Foxcatcher, Calvary Corn Island o el último Macbeth. Excusen su ausencia aquí y disfruten de los finalmente elegidos.

10. AMY (ASIF KAPADIA, 2015)

 

10_Amy

 

 

Ésta es la clase de película que es tan fácil de alabar como de menospreciar. Amy puede considerarse el documental oficial sobre Amy Winehouse, la reverenciada cantante a la que tanto daño hizo la fama (bueno, y ella misma). Esto conlleva saber que aquí se enseñan las luces y sombras, pero con un espíritu lo más neutro posible, intentando no canonizar ni tampoco desmitificar. También implica un planteamiento sin alardes ni trampas, con un desarrollo que resulte comprensible y entretenido para un público considerablemente numeroso. Por eso, la película no tiene ningún aspecto especialmente destacable, pero sin embargo funciona a todos los niveles. Permite acercarnos por fuera y por dentro a la figura de Amy, ubicarla en su contexto, entender algo más las razones que la condujeron a la autodestrucción, y de paso repasar lo que dio de sí su breve discografía disfrutando de las maravillosas canciones.

 

9. DHEEPAN (JAQUES AUDIARD, 2015)

 

9_Dheepan

 

A pesar de no merecer un reconocimiento tan alto como la Palma de Oro de Cannes, Dheepan es una gran película. Lo es porque hurga en un problema tan actual como el de los refugiados y su inserción. Los protagonistas ni siquiera proceden de un país de los que veamos habitualmente en la presa, sino de Sri Lanka, uno de los ejemplos de conflictos prácticamente inexistentes, por falta de información, a este lado del mundo. Y lo es sobre todo porque, aunque la historia planteada es simple y previsible, Jacques Audiard la rueda con estilazo, de forma que consigue dar credibilidad y profundidad al aspecto emocional, y elegancia estética a los momentos más duros y violentos. Su magnífico trabajo de dirección es lo que acaba equilibrando y dando dimensión a toda la cinta.

 

8. RED ARMY (GABE POLSKI, 2014)

 

Cartel 70x100 red army.ai

 

Cómo conseguir que un documental sobre unos jugadores de hockey sobre hielo se convierta en un ejemplo palpable de lo que supuso, a nivel cotidiano, la Guerra Fría. Red Army relata la historia de los componentes del equipo que demostraba victoria tras victoria la fortaleza de la Unión Soviética, a base de renunciar a su vida y convertirla en un continuo e inhumano entrenamiento. Cuando aceptan, no sin problemas, las jugosas ofertas con que la competencia americana los tienta para entrar en sus filas, se mudan allí persiguiendo un sueño de libertad que se trunca cuando chocan con la imposible aceptación social, por el mero hecho de ser rusos. Red Army, con su montaje ágil y dinámico, ofrece espectáculo, divulgación e Historia con perspectiva. Casi nada.

 

7. EL CLUB (PABLO LARRAÍN, 2015)

 

7_El Club

 

La película incómoda de la temporada. Adoptando una fórmula casi de Aronofsky para la constante subida de intensidad, El Club es la nueva demostración de inteligencia del chileno Pablo Larraín, quien echa sal a la herida abierta del historial de abusos de la Iglesia con la frialdad y sequedad formal que el tema requería. Digiriéndolo como puede, el espectador asiste a la imposibilidad de entendimiento y redención (por mucho que ellos crean que es posible) entre un grupo de pecadores prácticamente enclaustrados en una casa de un pueblo perdido, que dan rienda suelta a toda su soberbia, sus temores y su miseria cuando un conflicto desestabiliza la paz espiritual que disimulaban poder lograr, y que no dudan en perseguir caiga quien caiga entre los inocentes.

 

6. LEVIATÁN (ANDREI  ZVYAGINTSEV, 2014)

 

 

leviatahan

 

 

El áspero retrato de la Rusia actual que muestra Leviatán debe andar muy acertado si tantas ampollas levantó allí. A cambio de una realización clásica y un desarrollo fácil de seguir, la película confía todas sus cartas a un guión de hierro, de los que da los giros en el momento preciso, no deja ningún cabo suelto y dibuja a todos los personajes sin apiadarse de ninguno. El mazazo es sólido y firme, y viene acompañado de un solvente apartado técnico. Gracias al gran trabajo actoral, todo resulta identificable y creíble, y eso que la historia se desarrolla en unas latitudes aisladas e inhóspitas.

 

5. TIMBUKTÚ (ABDERRAHMANE SISSAKO, 2014)

 

5_Timbuktu

 

El color, el juego, la música, la alegría, las ganas de vivir y convivir contra la invasión del fanatismo y la prohibición absoluta de cualquier actividad que nos llene. Timbuktú se adentra en el corazón de la tragedia de quienes ven cómo su cultura se ve machacada por un régimen extraño y cruel ante el que no tienen armas para luchar. Al margen de recalcar que hacer cine en África sigue siendo un milagro, Timbuktú no es sólo necesaria para entender algo más la problemática del islamismo radical, sino además pertinente en tanto que estupenda película que expone la contraposición conflictiva entre dos mundos sin escatimar en dureza pero ahorrándose el sensacionalismo.

 

4. QUÉ DIFÍCIL ES SER UN DIOS (ALEKSEY GERMAN, 2013)

 

4_Que dificil ser un dios

 

De no ser rusa, en blanco y negro y de tres horas de metraje, habría llegado quizá a más cines, y no con dos años de retraso, pero por el contrario, no se habría podido permitir ser tan medieval, embarrada y bruta. Para más inri, la cinta no es histórica sino de ciencia ficción. Pueden hacerse a la idea de que la última película que rodó Aleksey German es complicada y exige predisposición. Pero incluso obviando los aspectos más esquivos y quedándose con el barroquismo de unas escenas que parecían imposibles de plantear y ejecutar, pero que pasan por la pantalla con increíble fluidez, merece la pena atreverse con este desafío que combina una fotografía y dirección artística impolutas con un trasfondo físico y humano sucio, sucio, sucio.

 

3. THE ASSASIN (HOU HSIAO HSIEN, 2015)

 

3_The Assasin

 

The Assasin es la película más depurada del año. Hou Hsiao Hsien tenía el reto de dar su particular visión del wuxia, lo cual pasaba por minimizar el espectáculo y los espadazos. Como la historia también es mínima, necesariamente quedaba cuidar al límite el aspecto estético y pictórico, hacer que la sucesión de cuadros y escenas aparentemente inconexas acabara por dar sentido a un discurso siempre al límite de la intrascendencia. Y lo consigue gracias a un tercio final que embelesa y reformula todo lo anterior, de esos que te obliga a repensar y a la vez convencen de la solidez de la propuesta. En un primer visionado de la película es difícil quedarse con poco más que las telas ondeantes y la riqueza cromática. Es de suponer que los visionados posteriores no harán sino agigantarla y arrojar todas las claves que decide mantener difuminadas.

 

2. PURO VICIO (PAUL THOMAS ANDERSON, 2014)

 

Inherent-Vice-1-1940x1093

 

 

Incluso cuando Paul Thomas Anderson decide hacer una película menos rompedora dentro de sus claves personales, le sale un ejercicio mucho más estimulante que el de cualquier otro director en su cima creativa. Puro vicio, comedia excéntrica que traslada a Thomas Pynchon de la letra a la pantalla, es un deliberado juego a la complicación y al despiste que se centra es deslavazar unos personajes y un contexto, abriendo siempre más interrogantes de los que se cierran y multiplicando la libertad de interpretación de quien la ve, que a cambio de la exigencia mental que supone montar el rompecabezas, tiene asegurado el disfrute gracias al excepcional manejo de cámara y atmósferas de Anderson.

 

1. MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA (GEORGE MILLER, 2015)

 

1_Mad Max

 

Apabulló en su estreno en Cannes y gracias a que se exhibió fuera de concurso nos ahorramos la vergüenza de no verla ganando la Palma de Oro. Porque la cuarta película de la saga Mad Max es al mismo tiempo la completa refundación de un universo, el espectáculo más impactante de los últimos años, una lección maestra de dirección y montaje cinematográfico y, lo más importante, una sabia puesta de pica de la reivindicación feminista en un terreno, el del cine de acción, tradicionalmente reservado a la testosterona y lo machorro. Y encima sin traicionar ninguno de los códigos de dicho género. Y además, añadiendo unas gotas de ecologismo sin atisbo de new age.
Entre persecución y persecución, George Miller nos regala no sólo una apoteosis visual, sino también el placer de ver cómo cualquier concesión al público fácil es desterrada, y cómo el loco Max (Tom Hardy) cede su espacio de protagonismo ante el camión de guerra, todo un héroe, y ante esa Imperator Furiosa (Charlize Theron) que es ya todo un icono cinematográfico contemporáneo.

 

 

Otras películas estimables estrenadas en 2015

Marte

Paulina

45 años

Irrational Man

La fiesta de despedida

La cumbre escarlata

Langosta

Babadook

Beasts of no nation

Fuerza mayor

El año más violento

It follows

Heimatland

The Imitation Game

Pride

 

 

Sobrevaloradas y/o decepciones

Inside Out

Birdman

El francotirador

Maps to the Stars

Sicario

Pasolini

La teoría del todo

Mientras seamos jóvenes

 

 

Etiquetas de este artículo
More from Santiago Galán

El colorido archipiélago de ‘Islands’

Allá por 2006, en medio de la inabarcable nómina musical indie de...
Leer más

1 Comentario

  • ¡Mierda, sólo he visto dos! (incluida la lista de sobrevaloradas, término que recuerda al Manhattan de Woody Allen). Pero la rusa del dios, que no he visto, lo leí hace mil años…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *