Música hyperbólica de febrero

Susanne Ballhausen

1-  PETE ASTOR  “Really something”

Pete Astor fue el líder de los muy reivindicables The Weather Prophets a finales de los ochenta. Extensa es ya su carrera con otras bandas y en solitario. Atemporal e irreductible.

 

2- THE SHIFTING SANDS:Coming back”

Debut de esta banda de Nueva Zelanda. Esa caricia psicodélica en el interior de tu cerebro, la melodía adormecida a lo The Jesus & Mary Chain, los redobles de batería urgentes de Los Planetas y ese zumbido que hace estallar tus sentidos en colores aún por inventar.

 

3- PJ HARVEY: “The wheel”

Nuevo golpe de autoridad de la jefa. Como en su anterior disco los hombres le hacen las palmas y los coros, rendidos.

 

4- TRIANGULO DE AMOR BIZARRO: “Baila Sumeria”

El regreso de Triángulo de Amor Bizarro es más incómodo si cabe, más gallego e indescifrable, más apresurado. Aquí el bajo de New Order acelerado a doscientos bpm es exorcizado sin piedad.

 

5- DEL BOSQUE: “Canción para odiarte”

Estreno de este grupo de Huelva, de influencias de sobra evidentes. El indie de los 90 no nos deja. Lagrimita.

 

6-  QUILT: “Searching for”

Este grupo bostoniano galopa en el ritmillo de los grandes de la música alternativa americana: The Feelies, Television, Luna…

 

7- SEA PINKS: “Yr Horoscope”

Desde Belfast, y entre las guitarras de Beach Fossils y la velocidad de The Vaccines.

 

8- BRUISING: ”Emo Friends”

Más madera, guitarras que apuntan a Dinosaur Jr. y esa forma de cantar tan Veruca Salt.

 

9- FAT WHITE FAMILY: “Whitest boy on the beach”

Inquietante y marcial baile de zombies es lo que proponen este combo inglés. Realmente sugestivo.

 

10-  SHEARWATER “Radio silence” 

Esta banda americana ya ha publicado nueve discos y sus canciones tocan muchos palos y muchas veces aciertan con la tecla también. Emo es una etiqueta que se les queda pequeña.

 

10+1 (Bonus track: Todavía resuena en  mi cabeza)

  • THE GO-BETWEENS: “Was there anything I could do?”

Seguramente la banda australiana más importante de la que hemos disfrutado hayan sido The Go-Betweens. La pareja compositora Grant McLennan y Robert Forster ha entregado los mejores discos de las antípodas desde su formación allá en 1977. Sus discos de los setentas y ochentas son clásicos. Aquí recuperamos uno de sus hits con los que casi alcanzaron la fama que merecían. En los noventa lo dejaron, pero la pasada década se reunieron para publicar algunos fantásticos discos más que agigantan su discografía al nivel de pocas bandas. En 2006 McLennan falleció tristemente y desde entonces Forster compone en solitario hasta hoy con la finura que siempre les ha caracterizado. Los héroes son inmortales.

 

Escrito por
More from DJ Tini

Música hyperbólica para mayo

1- TOBIAS JESSO Jr: “How could you be”  “Goon” es el disco de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *