Casa Kauffman, Richard Neutra en Palm Spring, 1947

 

 

Los quince años transcurridos entre el levantamiento de la Casa VDL y la Casa Kaufmann, fijan el salto experimentado por Neutra en el desarrollo de sus viviendas exteriores. De igual forma que es preciso anotar las transformaciones experimentadas en la sociedad americana en ese intervalo. Una sociedad que sale del New Deal, de Roosevelt, para pasando por el final de la Segunda Guerra Mundial, desembocar en la llamada placentera del ‘American Way  of Life’.

Unos años en los que, curiosamente algunos arquitectos europeos formados con Frank LLoyd Wrigth, junto al mismo Neutra y otros nombres reconocidos como John Lautner o Pierre Koenig  darán diversas soluciones al problema formal de la vivienda unifamiliar como ‘Sueño americano’. El problema social de la vivienda, sería otra cuestión diferente, pese a los ensayos repetidos de las Study House, que pese a quien pese, tenían pretensiones de intervenir en el problema del alojamiento de posguerra en Estados Unidos.

 

 

 

Richard Josef Neutra nació en Viena el 8 de abril de 1892. Estudió arquitectura en la Universidad Técnica de Viena y asistió también a clases en la escuela de construcción de Adolf Loos, uno de los arquitectos que más respetaba. En 1912 conoció a Rudolf Schindler, un arquitecto del que ya hemos hablado en estas páginas, con el que forjaría una amistad, y una colaboración sostenida hasta la disolución del equipo. Neutra trabajó en Zúrich, en el despacho del jardinero paisajista Gustav Ammann. Allí conoció a Dione, la hija del arquitecto Alfred Niedermann, con quien se casaría en 1922. Luego dejaría Zurich y se iría a Berlín, donde se ganó la vida un tiempo trabajando en un teatro y como dibujante publicitario, antes de incorporarse a la oficina municipal de obras públicas y urbanismo de Luckenwalde, una población al sur de Berlín, en el distrito de Branderburgo. Allí conoció al arquitecto Erich Mendelsohn, del que se convirtió en asistente en su estudio de Berlín.

 

 

En 1923 emigró a Estados Unidos. Allí pasó un tiempo en Nueva York y en Chicago, en donde trabajó esporádicamente. Neutra tuvo la oportunidad de conocer a Louis Sullivan antes de su muerte. Cuando falleció, conoció a Frank Lloyd Wright en el funeral de Sullivan, en el cementerio de Graceland. Tras aquel primer encuentro, Wright lo llevaría a su estudio de Taliesin, Wisconsin, donde trabajaría en algunos de sus proyectos. Alrededor de 1925 Neutra se traslada a California, para trabajar en el estudio de Schindler. Se instala definitivamente en Los Ángeles, donde abrió su propio despacho en 1926. Comienza a diseñar unos proyectos que incorporaban criterios novedosos, como la estructura de hormigón armado y refuerzos metálicos en las ventanas. También diseñó viviendas prefabricadas que denominó “One Plus Two” (uno más dos) y trabajó en un proyecto de ciudad de futuro. En 1927 publicó su libro “Wie baut Amerika?” (“¿Cómo construye América?“), que se publicó en Stuttgart al año siguiente, y que llamó la atención en el sector. Recibió después, el encargo de la Casa de Salud Lovell. Para esta obra diseñó una estructura de acero de montaje rápido.

 

 

En 1928 y 1929, Neutra se convirtió en fundador y docente de la Academia de Arte Moderno de Los Ángeles. De 1931 a 1933 construyó su casa, la Van-der-LeeuwVersuchshaus (VDL), cuyos costos fueron financiados por la fundación del mismo nombre. En los años 30 experimentó con nuevos materiales y formas de construcción y en 1936 realizó el modelo de casa en madera contrachapada y la casa, hoy ya desaparecida, de Josef von Sternberg en el valle de San Fernando, California, con superficies exteriores metálicas y un estanque alrededor. El agua se convirtió en un elemento integrado característico de la obra de Neutra. Siguieron las casas de departamentos Strathmore y Landfair en Los Ángeles (1938). Durante la Segunda Guerra Mundial, al no poder disponer de materiales modernos, empleó madera de Pernambuco, ladrillo y cristal para la construcción de la casa Nesbitt, Los Ángeles, y en la urbanización Channel Heights en San Pedro (1942). Otros trabajos importantes de Neutra en los años 40 son la Kaufmann House (Desert House) en Palm Springs (1947),

 

Print

 

La casa Kaufmann es realmente un artefacto visible, superpuesto al paisaje con una rara extrañeza, propia de algunos juegos superpuestos del Surrealismo. Una construcción transportada en varias piezas fabricadas en un taller desde una larga distancia. Sus praderas y parterres son importados, lo mismo que el aluminio y el vidrio; pero el vidrio, el aluminio y el agua de la piscina, todos reflejan los cambios dinámicos en el talante (mood) del paisaje y de la nueva mentalidad americana de la sociología de la habitación. Aunque no haya crecido ni se haya enraizado aquí, el edificio de todas maneras se funde en su emplazamiento y participa de sus acontecimientos climáticos, vegetales y ambientales, al enfatiza su carácter de objeto superpuesto. Junto a todo ello, la casa Kaufmann, expresa el universo de los deseos de la habitación ensoñada, en paralelo a las comedias rosas de Doris Day y Rock Hudson, felices e intrascendentes, que se rodaban coetáneamente en Hollywood. Aunque todo ello, no impida advertir la aparente irrealidad de las imágenes: calladas, mudas y quietas.

 

Richard Neutra

 

Si, como interpreta Alan Colquhoun:Es evidente que la concepción de la planta en Le Corbusier es dialéctica en sí misma, que hay un orden abstracto y una simetría que es modificada por las presiones de las necesidades y el uso“, para Richard Neutra, todo ello, es además de fundamental en la composición, determinante para la concepción de la planta, vista como la huella o la sombra que sobre el terreno deja la casa en esa intervención que se formula sobre el orden natural. Un orden natural del que, en el fondo, deriva el propio orden geométrico que subyace en la arquitectura y que no es un a priori imaginado o inventado.

La cubierta es en las primeras obras de Neutra accesible y plana, como un recurso de homenaje solar. Siguiendo los modos modernos, se trataría de usarla como propone Le Corbusier, y se convertiría por ello, en proyección del espacio habitable de la parte inferior de la casa. Una quinta fachada fuertemente simbólica que pasa de ser  solárium y terraza con vistas, a erigirse en una suerte de altar laico apacible. No obstante, puesto que Neutra no construye sobre pilotis, la planta no tiene el carácter doble de terreno devuelto a la naturaleza que el jardín lecorbuseriano propone (al menos teóricamente); pero sí que trata de considerar las virtudes que la cubierta plana puede aportar a la ordenación de la vivienda. Por ello, desde un principio, sus cubiertas son tratadas como plataformas fundamentales; no son tanto el cierre superior y horizontal de la edificación, como un conjunto de planos desde los que se contempla la naturaleza circundante, lugares de observación, metáforas d ela mirada. Ya desde la casa Lovell sabemos que la cubierta define un plano desde el cual el resto de la casa se va a descolgar hacia abajo y hacia adentro, incluso, literalmente, eso ocurre en algunos puntos.

 

 

Utzon descubre como es conocido en 1949 durante su viaje a México la plataforma como elemento arquitectónico, y lo publica tiempo después en el famoso artículo de Zodiac: ‘Plataformas y mesetas’. Lo cierto es que Neutra había visitado México ya en 1937, ascendido las pirámides de Teotihuacán en compañía de Juan O’Gorman. Lo que nos interesa es llamar la atención sobre alguno de los comentarios que hace Utzon en dicho artículo, porque parecen adecuarse muy bien a lo que persigue Neutra, que es: crear un plano que por una parte se entienda como un plano en flotación bajo el que acontece la casa y por otro como una plataforma elevada desde la que contemplar o reflejar el universo, una plataforma especular (espejo y pensamiento, especulación).

La plataforma en Neutra no sirve primordialmente para construir encima, es evidente, pero sí para buscar una cierta unión espiritual con lo natural. Dice Utzon: “Desde aquí tienen el cielo, las nubes y la brisa, de repente el techo de la jungla se ha convertido en una gran planicie“. Substituyamos la jungla de árboles por la “jungla de asfalto” de Los Angeles: “Todavía hoy uno puede experimentar esta maravillosa variedad de sentimientos [wonderful variation in feeling) desde lo cerrado y espeso de la jungla a la vasta apertura arriba en la plataforma“.

 

 

Etiquetas de este artículo
More from José Rivero Serrano

La Maison de verre, Pierre Chareau y Bernard Bijvoet, 1928.  

  Hay casas mitificadas en exceso, que han llegado a adquirir a...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *