10 temitas guapos contra la “canción del verano”

Componer una canción que sea buena, muy buena, y que guste a la gente, es mejor que escribir una novela o un tratado de filosofía. Para probarlo basta con pensar, por ejemplo, en qué hubiera sido de Jamaica, o de la religión de Jamaica, sin Bob Marley. Hubiese dado lo mismo que que el PEN club hubiese concentrado sus fuerzas en la isla, o que Antonio Escohotado hubiese escrito un libro sobre los beneficios de la marihuana. Nadie lo hubiera leído, o de haberlo leído alguien, no lo hubiese sentido como se siente el reagge contestatario de “Is this love” u otras. Sin embargo, nada hay más veraniego que Jamaica o Bob Marley. Por eso, recuperamos aquí otros temitas, ni muy rebuscados ni muy actuales, que inflamen aún más la temperatura de este agosto. Diez es mejor que uno, máxime cuando ese uno es el éxito electrónico hortera que triunfa en Ibiza. Para Hugo, sobre todo, que lo “suda” hyperbólicamente día a día…

 

  1. La primera está maldita. La escuché por primera vez en Radio 3 camino de la Alameda de Osuna y me pareció un rock´n´roll perfecto, marchoso y alegre. Pero luego no conseguí que le gustase a nadie más a mi alrededor, nunca. Es verdad que la letra es bastante tontorrona, pero ese es el encanto (y lo digo yo, que soy funcionario). Como corresponde a la maldición, no he vuelto a saber de ellos.

 

 

  1. Pero vayamos a lo serio, al empíreo en el que moran los genios. Es difícil escoger un tema de entre los de Marvin Gaye, pero este tiene cuatro notas de arranque pesadas y calientes que bien valen la entrada a un paraíso sexual. “Hagámoslo”, dice Gaye. El hombre murió del modo más insólito y triste que yo conozca: su propio padre le pegó un tiro en mitad de una discusión. No perderse el impagable final del video:

 

 

  1. Disputas hay en el mundillo musical acerca de cuál es la mejor canción del Exile on Main Street de los Stones. Pese a la estupenda “Happy”, yo jamás he tenido dudas. Y la letra es también bastante buena.

 

 

  1. Entrados ya en calor, la siguiente es plenamente veraniega y huele un poco aposta a post-adolescencia. Justamente célebre incluso en su versión hispánica:

 

 

  1. Hablando de España, e internándose en la noche, rock transgresivo post-Extremoduro de la mano de un tipo patibulario con parche que se deja ayudar por el público. Pelín machista, pero no demasiado.

 

 

6- Antes de estas bandas tan palabroteras, estaban Los Enemigos, que son totalmente únicos e inimitables aquí y en el extranjero. Una, realmente maestra, de lo que yo denominaría güaltrapa-rock de cadencias lentas alternadas con caña y letra irónica y originalísima:

 

 

7- La conocemos de sobra, pero nos queda memorizarla para cantarla con los amigos:

 

 

8- Hace poco, ofrecieron un millón de dólares a los ZZ top por afeitarse las barbas. Rehusaron. A ellos lo que les va es viajar por aquí y por allá buscando un culito: (pulsa en el play: se ve aunque parezca que no se vea)

 

 

9- Como no sólo de Alabama vive el hombre, los sureños Lynyrd Skynyrd fraguaron este crescendo que resquebrajaba el aire en los directos. Pocos meses después del momento de este video, muchos de los miembros de la banda murieron en un accidente de avión.

 

 

10- Para terminar, una que suele colocar en sus despedidas Pearl Jam. Melancólica y bella, la letra parece un poema críptico pero en cualquier caso íntimo. En el fondo, soy un puto grunge del copón…

 

Etiquetas de este artículo
More from Óscar Sánchez Vadillo

Año internacional Aristóteles, y III: la “embarazosa cuestión”  

  Padecemos una concepción del tiempo que no nos merecemos –bueno, tal...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *