Flamenco

Amor, odio, celos, obsesión arrebatada, muerte…En el flamenco han cabido siempre todas las grandes pasiones, porque lo cotidiano parece no tener hueco en sus…

“C’était un rendez vous”, penetrando en el corazón de París a 200 kilómetros por hora

“A las cinco de la mañana, París nos pertenece”. Ésa es la sensación que tenía el cineasta Claude Lelouch (París, 1937), sentado al volante de su Mercedes SLE 6.9, segundos antes de encender el contacto. Acababa de acoplar una cámara de 35 mm en el parachoques del vehículo y estaba listo para rodar, en una sola toma, “C’était un rendez vous” -“Era una cita”-, un cortometraje trepidante de 8 minutos que recoge su carrera para llegar puntual a una cita con su mujer. Desde los arrabales de París hasta su mismo corazón, la basílica de Sacré Coeur, a casi 200 kilómetros por hora.