La Javanaise

 

Llovía dulcemente o al menos a mí me lo parecía a esa hora de la tarde, justo después de la siesta, cuando se necesita un café y un poco de chocolate o una pipa para volver a incorporarse a la vida activa, cuando se vislumbra, a través de la ventana, que ya la luz es distinta a la de hace solo unos días y descubrimos que no importa demasiado porque el fin de semana es prometedor y está entero por delante y quizás apetece cambiar ya de ropa o de lugares.

Es también el momento de buscar una música coherente o más bien tiene que aparecer, un poco por azar, en una de esas listas que ahora es tan fácil de encontrar en sitios como acurradio.com o 8traks.com, por ejemplo. Solo hay que buscar el tipo de música que apetece o dejarse llevar por una carátula y esperar un poco, hojeando una revista interesante como Filosofía hoy, antes de comenzar a hacer lo que haya que hacer en la tarde.

De pronto puede aparecer una melodía que es justo la que se necesita, que da calor y protección, que ayuda a deslizarse dulcemente por el inicio de la tarde que todavía no existe, que quizá suena a conocida pero que no conocemos del todo hasta ahora. Puede aparecer por ejemplo “La Javanaise” y entonces descubrimos que no conocemos a Madeleine Peyroux y  nos alegramos de no conocerla porque así podremos disfrutar en Spotify de todas las canciones que todavía no hemos escuchado de ella.  Y ya puestos también podemos seguir el rastro descubrir que Serge Gainsbourg escribió la canción en 1962 para hacer un juego de palabras entre el javanais, un argot francés, y un estilo de danza. Y que la ha cantado mucha gente que si conocemos y nos gusta como Juliette Greco o Jane Birkin.  Así las cosas solo queda leer en francés la letra, sin entenderla del todo mientras se escucha de nuevo la canción en sus múltiples versiones…

 

J’avoue j’en ai
Bavé pas vous
mon amour
avant d’avoir eu vent de vous
mon amour

ne vous déplaise
en dansant la Javanaise
nous nous aimions
le temps d’une chanson

a votre avis qu’avons nous vu
de l’amour
de vous à moi vous m’avez eu
mon amour

ne vous déplaise
en dansant la Javanaise
nous nous aimions
le temps d’une chanson

hélas avril en vain me voue
à l’amour
j’avais envie de voir en vous
cet amour

ne vous déplaise
en dansant la Javanaise
nous nous aimions
le temps d’une chanson

la vie ne vaut d’être vécue
sans amour
mais c’est vous qui l’avez voulu
mon amour

ne vous déplaise
en dansant la Javanaise
nous nous aimions
le temps d’une chanson

Etiquetas de este artículo
More from Ramón González Correales

La luminosa dignidad de Tony Judt

Hay que tener perspectiva histórica, conocer hechos y datos verdaderos y poseer...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *