Cuando me apoyo en ti

Y cuando me apoyo en ti con todo el peso de no-va-a-pasar-nada, viene la Trampa. Viene el vacío de terror de saber que harías cualquier cosa por tener un papel de secundaria de menos de un minuto en cualquier historia de amor que no sea la tuya; sentir que aunque esos dos se amen, aún van a dejarte un hueco en la comisura de sus labios para decirte a ti las palabras más bonitas.

No sabes el miedo que das cuando das por sentado que, aunque no seas nadie, siempre vamos a estar dispuestos a decirte que eres la cara de dolor más bonita que hemos visto en la vida. Incluso justo un instante antes de darle un beso a la persona que realmente amamos.

Lo peor de ti es la fe que tienes en ser punto estratégico de todas las guerras, de ver enemigos en cualquier proyecto de amor que no sea el tuyo.

Lo peor de ti es tu manera de convertirte en causa última, defendible a ultranza hasta la muerte, incluso cuando eres el motivo de los cientos de millones de lágrimas vertidas a escondidas por las amantes de todos tus soldados.

 

Eres la venda en los ojos más bonita que me he puesto en la vida

Que alguien me saque en brazos de la cama y me tire sobre una mesa de biblioteca, por favor.

Debo de tener el punto débil señalado con luces de neón.

Por mucho que me escribas, nunca seré un folio.

¿Cuántas vidas hay que joder para empezar a escribir bonito?

 

 

Creo que este dolor de cabeza quiere algo conmigo.

Tú no quieres que sea buena, tú quieres que deje de ser un estorbo para tu ego.

Venga, jugamos a que era regalo de Reyes pero me abría yo solita.

Mi resfriado es tan grande que pronto se emancipará de mí y podrá mirarme a los ojos.

Dicen mis dedos que sabes deliciosa.

 

 

Ver la luz al final del túnel y preferir quedarme follando dentro.

Remover el café con mis ganas de follar.

Jamás os interpongáis entre alguien y su autodestrucción.

Pálpame la emoción suavecito.

Cuando follamos me huele el corazón a gasolina

 

Etiquetas de este artículo
Escrito por
More from Ga Ga

Tengo ganas de comerte toda una vida

    Ven que te acaricio el cuello con las rodillas. A...
Leer más

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *