Malcolm & Marie

Cuando la vida es la base del arte, las relaciones humanas son una exploración frecuente. Qué otra cosa es así de universal sino la conexión, la desconexión, el amor, el daño que hacemos a propósito o sin querer.

Malcolm and Marie (2021) es una película escrita y dirigida por el estadounidense Sam Levinson, que retrata la relación de una pareja. Malcolm (John David Washington) es un director de cine que acaba de presentar su obra maestra. Marie (Zendaya) es su inspiración, su musa, a quien él olvida darle las gracias en su discurso.

Marie trata de no hacer gran cosa por ese olvido, se reprime, fuma mientras lo escucha regocijarse por el éxito de esa noche, y aguanta. Dice dos o tres frases sueltas, con ganas de que todo termine pronto y aguanta. Hasta que, por fin, luego de insistencias por parte de Malcolm, revienta con filo y después se calma para dejar caer una frase muy simple: “Esta noche solo quería oír un gracias, es todo”. La atmósfera es demoledora, porque ya no es el hecho de no haber agradecido, sino lo que significa haberlo olvidado. En respuesta, Malcolm la hiere verbalmente porque siente rabia, se supone que ese incidente ya estaba perdonado, le parece injusto que lo siga atacando en la mejor noche de su vida. Necesita ganar para sanar su ego y ganar es simple: conoce muy bien a la persona que ama, sabe sus defectos, sus errores, sabe qué decir para alzarse con la victoria en la discusión. Marie se defiende haciendo lo mismo. Tienen el poder absoluto de la destrucción mutua.

La película en blanco y negro cierra toda posibilidad de distracción, es fácil enfocarse en los gestos, las miradas, los detalles. Al ser protagonizada solo por estos dos actores, en un solo lugar (una casa en Carmel, California) transcurrida en una sola línea de tiempo, crea una manera sutil de meter al espectador en el medio de la relación, sin saber muy bien qué esperar o qué sentir. Malcom and Marie, estrenada en la plataforma Netflix el pasado 5 de febrero, fue filmada en tiempos estrictos de pandemia, tomar esa limitación y convertirla en algo estrecho y emocionante, deja claro la solidez de la trama. No necesita más, ni tanto, para llegar a donde la película llega, al ritmo exasperado de una pareja defendiéndose en el nombre del amor.

Más allá de las críticas a lo político del arte o las discusiones que tienen sobre lo social, lo racial, o el sistema, los puntos fuertes de la película son los momentos de descarga entre ellos dos y la importancia de la gratitud. Malcolm and Marie es, también, una película que no toma partido. La relación está en constante amenaza y ninguno tiene razón, porque ambos tienen razón. 

Etiquetado en
Escrito por
Para seguir disfrutando de Paola Soto

Como salvarte de ti

I Hay personas que tienen miedo a sembrar semillas porque se les...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.