Festival Cruilla: el encanto de lo familiar

Que la oferta musical en junio y julio en Barcelona es extraordinaria es algo que ni se discute. Variedad, eclecticismo, posibilidades infinitas… pero si hay un festival que tiene ganado el corazón de los barceloneses es el Cruilla. Su ambiente cercano y familiar, su compromiso con la sostenibilidad y la innovación, la variada oferta artística y gastrónomica … quizá no tenga el brillo internacional del Primavera Sound, ni los aires de vanguardia transformativa del SONAR, pero Cruilla sabe y cuida sus virtudes y lleva varios años regalando unas ediciones excepcionales. Quién no recuerda el ambiente de alegría general, de gozo libertario, de la primera edición post-pandemia o los conciertos del año pasado de Ruben Blades, René y Juan Luis Guerra. La edición de este año viene cargada de nombres interesantes, con un cartel profundo y variado, que os dejamos a continuación:

 

En Hyperbole tenemos especialmente ganas de ver a:

Omara Portuondo:

Omara Portuondo

Tash Sultana:

La artista australiana Tash Sultana sacó su segundo disco, Terra Firma, donde se mete de lleno a sonidos funk y hip hop. (Fuente: Tash Sultana | Prensa)

Bomba Estero:

Moderat:

Moderat.

 

A continuación os dejamos las bases de una interesante iniciativa, el SUSTAINABLE FESTIVAL CHALLENGE, propiciada por el festival Cruilla, que trata de buscar nuevas ideas que vertebren un fúturo más sostenible. 

Desde impulsar el transporte público o trabajar con proveedores locales y productos de proximidad, hasta convertirse en un festival cero residuos o reducir stocks de merchandising, entre otras muchas medidas, el Cruïlla sigue trabajando para conseguir un modelo de festival más sostenible. Este año, con la colaboración de Damm, Barcelona Music Lab, la Fundación Ship2B y la Agencia de Residuos de Catalunya, llega la segunda convocatoria del Sustainable Festival Challenge: un proyecto de innovación en busca de startups que trabajen los problemas medioambientales y que ayuden al festival a alcanzar nuevos objetivos en materia de sostenibilidad. Esta edición pondrá especial atención a las propuestas centradas en la gestión de residuos, desde su reducción o valorización, hasta un enfoque de circularidad en estos, y la transición hacia un sistema más sostenible y regenerativo, un tema de especial relevancia para Damm, que apuesta por la economía circular en toda su cadena de valor.

La convocatoria está abierta desde el martes 6 de junio hasta el domingo 3 de septiembre a la medianoche. Un Comité de Selección elegirá las 10 entidades finalistas, que participarán en la Barcelona Startup Week durante la semana del 2 de octubre, y que expondrán sus pruebas piloto en el Festival Cruïlla 2024. Se pueden consultar todas las bases aquí.  

Con el Sustainable Festival Challenge, Cruïlla refuerza su voluntad de encontrar las propuestas más revolucionarias y alcanzar el objetivo final de su proyecto: convertir el festival en un modelo altamente sostenible con la participación de este año de aquellas empresas que pueden dar respuesta a los retos a los que se enfrentan los grandes eventos y, así, trabajar el impacto que provocan los festivales sobre el entorno, reduciéndolo a la mínima expresión.

 

 

Escrito por
Para seguir disfrutando de hypérbole
Dos maneras de decirle adiós a Lauren Bacall
Lauren Bacall, la mujer de aquel tiempo Por Ramoń González Correales Pasado...
Leer más
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *