Once

En mi pecho, el reloj de sangre mide el temeroso tiempo de la espera. Jorge Luis Borges No me esperes – me dijo Laura…