La extraordinaria nueva edición del Bhagavad Gita

Un príncipe se dirige al campo de batalla. A sus espaldas, hileras de soldados de reluciente armadura, fieros elefantes y carros bien falcados. Frente a él y a su cochero, Krishna, otro ejército monstruoso aguarda el sangriento desenlace. Puede ver a sus familiares más queridos a un lado y al otro del abismo que se cierne sobre ellos. Cuando la batalla termine ya no quedará estirpe, sólo cadáveres, violencia y un odio inquebrantable que se tejerá entre los supervivientes. Arjuna, el príncipe, duda. ¿Tiene sentido entablar combate? ¿Es necesario librar un fratricidio? Es a partir de ese momento cuando él y Krishna se entregarán a un diálogo del que Arjuna saldrá más sabio, pero también más consciente de su ignorancia ante la infinitud y los entresijos de la existencia.

Cuando llegó a mis manos la edición del Bhagavad Gītā que acaba de publicar Errata Naturae quedé, simplemente, admirado. Ante mí se abría una obra de arte en todo el esplendor del término: bellísima en su portada, adornada con escogidas ilustraciones hindúes, en un formato robusto y maquetado con excelsa pulcritud. Errata Naturae ha obrado un pequeño milagro editorial con este libro ejerciendo, incluso, una demostración de que se pueden editar obras de lujo, con traducciones de la calidad de la de Fernando Tola, quien fue uno de los políglotas y orientalistas más destacados del siglo XX, a un precio más que popular.

Escrito en verso, como era costumbre en el mundo antiguo, este libro recoge la tradición ancestral védica sin renunciar a la multitud de añadidos posteriores de los que está compuesto. El Bhagavad Gītā consta de alrededor de setecientos versos que forman parte de una obra mayor, el célebre poema épico e igualmente sagrado Majabhárata. Su carácter profundo y literario es el que hace rutilar esta obra entre otros textos semejantes, consiguiendo sumergir al lector en un cuento apasionante colmado de la fuerza de una oralidad cultivada durante cientos de años. Krishna explica al príncipe Arjuna en un pasaje: «Dicen que este mundo/carece de verdad/y no tiene fundamento/ (…) Entregándose al deseo insaciable,/henchidos de hipocresía, orgullo y vanidad,/asumiendo erróneamente falsas ideas,/viven dedicados a impuras actividades». El cinismo desmesurado, la arrogancia y el egocentrismo se revelan, como en nuestros días, en un peligro contra el raciocinio y la prosperidad de nuestra especie.

Se esté de acuerdo o no con el mensaje del poema, la enésima verdad que subyace al Bhagavad Gītā es, no obstante, la más honesta que acompaña a todas las artes literarias que sean tal: la belleza. Simple y llana, desbordante y entregada al lector, emanada tanto desde el texto como en la muy cuidada edición que Errata Naturae ofrece a los lectores. Si desean hacer un regalo lujoso y culto a un precio asequible o desea cosechar para su haber bibliófilo una pequeña obra de arte, este es a buen seguro su libro. Les prometo que les deleitará y les embelesará como sólo puede hacerlo la genuina literatura.

La ficha:

Bhagavad Gītā
Edición de Fernando Tola
Errata Naturae, Madrid. 2021. 28 euros.

Etiquetado en
Para seguir disfrutando de David Lorenzo Cardiel
Un verano, dos madres, varias vidas
El verano de este libro huele a salitre y a yodo, a...
Leer más
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.