En busca de la canción perfecta del 2013

Vale, hay demasiadas listas, demasiados tops, sobre todo en estas fechas, pero qué le vamos a hacer, al final hay que mojarse, comprometerse, decidir que una canción gusta más que otra o cuál nos parece mejor, por los motivos que sean, porque nos lleva más lejos, porque nos crea más sensaciones o quizá sólo por capricho. En cualquier caso, por subjetividad, ya se sabe. Las listas son subjetivas y justo eso es lo que ahora importa. Aquí os dejamos tres, de gente que oye mucha música, que está cargada de razones o de emociones más bien y que seguro que son muy discutibles, justo lo que ahora nos interesa. Éstas son nuestras listas de temazos del 2013: esperamos las vuestras.

(¡Antes de nada! Para ver un análisis en profundidad de las tendencias, los fiascos, las sorpresas y los 50 mejores álbumes del año, no os perdáis “¿A qué suena 2013?)

Selección de SANTIAGO GALÁN ÁLVAREZ


1. MEDALLA DE ORO: ARCADE FIRE, “Reflektor”

Arcade Fire habían venido a comerse el mundo con su cuarto álbum, y aunque se quedaron un poco por debajo de sus pretensiones, volvieron a regalar bastantes temas enormes, alejados conscientemente de su anterior estilo pero aún genuinamente suyos.

La canción titular, que abre el álbum, es la triunfadora de la temporada porque recoge las pulsiones artísticas del momento, la supremacía es del ritmo y la electrónica pero no engulle a la rica paleta instrumental, el duelo de voces Win Butler+Regine Chassagne+David Bowie es espectacular (frases en francés incluidas), la letra es simbólica y misteriosa, la estructura rehúye el tradicional estrofa-estribillo, el conjunto es adictivo y te hace bailar aunque no quieras, 4:46 ES EL CLÍMAX del año. ‘Reflektor’ es un temazo con todas las de la ley que demuestra una vez más por qué Arcade Fire son los más grandes de la escena actual, por mucho que al disco le haya faltando un pelín de firmeza.

Todo el mundo al baile de máscaras y a disfrutar del stalkeriano vídeo de este tema.

2. MEDALLA DE PLATA: VAMPIRE WEEKEND, “Ya hey” 

 Vampire Weekend han creado el disco del año. Lo dice toda la prensa especializada (http://www.anydecentmusic.com/articles/2013-poll-of-polls.aspx). No es para menos, los neoyorkinos se han fijado en el pop barroco de los 60 y lo han revalidado cimentando sobre sus deliciosas estructuras las melodías más inspiradas (e inspiradoras) de su discografía. El resultado es pura delicadeza, 12 canciones que se hermanan entre sí con una secuencia perfecta, envueltas en una fragilidad sutil que nunca llega a romperse.

Es por eso que la sensación que se tiene al escucharlas es la de estar flotando mientras el tiempo fluye casi detenido, como sucede en el vídeo que acompaña ‘Ya hey’, donde sus protagonistas ‘descorchan’ la vida y su efervescencia en las azoteas de Manhattan. La letra es curiosamente pertinente para un día como hoy.

Los modernos vampiros urbanitas se llevan de calle el metal más preciado con su álbum, aunque a título individual sólo la canción de arriba ha conseguido desbancarlos.

3. MEDALLA DE BRONCE: JUNIP, “Line of Fire”

la banda sueca Junip, bajo el mando de José González (así se llama su frontman) han facturado una canción sutilísima llamada ‘Line of Fire’: pieza de orfebrería donde todos los elementos alcanzan un mágico punto de equilibro, en favor de su melodía encandiladora, digna de los mejores Simon and Garfunkel.

Que nadie piense que la comparación se les queda grande, esta canción es prodigiosa. Casi 6 minutos de indie pop inmaculado y gratificante, presentados con un videoclip puramente nórdico, por gélido, duro, desconcertante, y ciertamente bueno.

4.-QUEENS OF THE STONE AGE, “Smoothg Sailing”

Queens of the stone age han aplicado la filosofía del ‘una tras otra’ a su último trabajo, ‘…Like clockwork’, uno de esos discos donde si un tema es bueno el siguiente es mejor. Puro rock, pasajes abrasivos, melodías incontestables. 10 temas rocosos que ya son clásicos.
El más potente de ellos es un festival de guitarras llamado ‘Smooth Sailing’, que sustenta en un riff brutal los falsetes demoníacos de Jake Shears (sí, el de Scissor Sisters), y que te hace vibrar durante 5 intensos minutos. Una barbaridad

5.- EELS, “Wonderful, glorious”

Eels han sido siempre un grupo personalísimo y singular del que estar al tanto, porque cuando menos te lo esperas aparecen con un disco soberbio bajo el brazo, como el de este año: ‘Wonderful, glorious’. 14 temas de esencias clásicas ligeramente distorsionadas que hacen honor a su título, robustos, definitivos, esenciales. El disco se cierra con la maravilla que le da título.

6.”Pity Love”

La delicatessen sesentera del año, en este caso extraída del entrañable ‘Adam Green & Binki Shapiro’, disco que por su carácter de miniatura frágil ha pasado desapercibido para muchos, cuando en su sencillez y honestidad cálida resulta de lo más exquisito a lo largo de sus breves 10 temas. Todos merecen la pena, pero he elegido ‘Pity Love’ para la ocasión. Para derretirse

7.- ARCTIC MONKEYS, “Do I wanna know?”

Cuando se presentó no me resultó especialmente atractiva. La aprecié sin ir mucho más allá. Lo cierto es que pasando las escuchas ‘Do I wanna know?’ fue desplegando su robusto esqueleto enseñándome todos sus detalles, a la vez que su fascinante ejecución y suma: ese riff rugoso e insistente, esa voz irresistible que aparece sobre él, los coros blackkeysianos que entran en un juego cada vez más rico y atractivo, y el ritmo en medio tiempo de la madurez.
Una señora canción que ha venido acompañada de otros 11 temas a su altura en ‘AM’, el discazo que nos han regalado Arctic Monkeys este año. ¡Ah! El vídeo es estupendo

8.- JOHN GRANT, “GMF”

John Grant, a quien la vida dio un talento descomunal con que compensarle lo canutas que se las ha hecho pasar, ha optado en su segunda propuesta en solitario, ‘Pale Green Ghosts’, por primar los soportes electrónicos que sazonaban su anterior álbum en detrimento de la instrumentación más tradicional. Aun así hay varios temas donde ésta es protagonista, que resultan ser los mejores del álbum, un punto por debajo del anterior pero con la misma fuerza torrencial de su voz y su enorme sensibilidad.
La canción que nos ocupa, ‘GMF’ es un baladón que bien podría haber cabido en los mejores trabajos del Elton John de los 70. Maravillosa.

9.- MANEL, “Teresa Rampell”

Manel han cambiado su tradicional ornamento folk por un pop/rock más sintético. Aunque por el camino hayan perdido parte de su encanto preciosista, lo cierto es que en muchas de las canciones de su nuevo disco lo han vuelto a hacer.
“Atletes, baixin de l’escenari”, aquella frase que pronunciara Samaranch allá por el 92 ha dado título a una colección que se presentó con “Teresa Rampell”, construida sobre un bajo electrizante y guitarras luminosas a lo The Seihos (banda con presencia de un miembro de Manel), pródiga en subidas y bajadas de intensidad para remarcar ese ‘que ve l’amor, que ve l’amor, que ve l’amor sonant com un exèrcit de timbals’, uno de los momentos más emocionantes del año. Y todo eso sin decaer durante 5 minutos y medio.

10.- VILLAGERS, “My lighthouse”

Villagers fueron el grupo más madrugador (llegaron a poco de comenzar enero). El hecho de que hayan pasado ya casi 12 meses desde la publicación de {Awayland} no ha diluido el efecto de sus mejores canciones, todo lo contrario.
A su tema de apertura, “My lighthouse”, le bastan una guitarra y tres voces cristalinas de dicción perfecta para emocionar. En la mejor herencia de Crosby, Stills and Nash, los irlandeses envuelven una letra preciosa en una progresión melódica admirable. Aunque solo sea por conducirnos al momento 2:29.

Selección de DJ TINI

MEDALLA DE ORO: DAFT PUNK, ”Get Lucky” 

Poco más se puede decir del homenaje a la música disco de Daft Punk, del falsete y del estribillo de Pharrell Williams y de los acordes de Nile Rodgers. Para el que quiera una alternativa ante su ubicuidad o a la espesura de algunos de los momentos de su apreciable nuevo disco, es bien sencillo: escuchad de nuevo el primer disco de Daft Punk!

MEDALLA DE PLATA: ARCADE FIRE, ”Afterlife”/ ”Reflektor” 

Podría ser también “Reflektor”, pero es que Arcade Fire han dejado (como ya viene siendo marca de la casa) hacia el final de su disco otro hit para la eternidad: “Afterlife”. Ese ritmo caribeño y tribal que te posee y esos coros mágicos y épicos te conducen a otro estado espiritual… Son brujos y hacen vudú con nosotros.

MEDALLA DE BRONCEBORED NOTHING, “Echo room” 

Su disco de debut está entre los rookies del 2013 pero suena a indie de los 90’s. Melodía hipocondríaca y guitarras suavemente distorsionadas. En el background: Elliot Smith, Teenage Fanclub, Dinosaur Jr, Yo La Tengo…

4-JAGWAR MA: “Man I need


Si nos dice alguien que éste es un clásico del sonido Madchester, que se bailaba en la discoteca Haçienda a finales de los ácidos 80’s, mezclado con Stone Roses, Happy Mondays, The Charlatans… nos lo creemos. Pero no, esto es el debut de los australianos Jagwar Ma.

5SPLASHH: “Vacation

Inquietante debut de Splashh, banda inglesa de violenta tensión latente. Ese bajo y esa guitarras amenazantes que te atacan como lo hacían Nirvana y los Pixies y esa distorsión tan al estilo Deerhunter y Yuck. Uno de los discos ocultos del año.

6- STILL CORNERS: “The Trip

Seductor, nocturno y evocador. El disco de Still Corners se desliza por las mismas vías crepusculares e hipnóticas por las que nos condujeron Glass Candy, The Chromatics, Beach House…

7-MILES KANE: “Don’t Forget who you are” 

Las canciones de Miles Kane tienen todo el poso de la música pop-rock inglesa de sus grandes referentes (Paul Weller, The Who, The Kinks, The Undertones…). Y él tiene el talento para que sus nuevas composiciones suenen grandes y se conviertan en clásicos instantáneos. Músico de largo recorrido. Su disco de este año “Don’t Forget who you are” está repleto de ganchos.

8 GUIDED BY VOICES: “Islands (She talks in rainbows)”

Históricos del indie americano. Impresionante por variada, personal e incontenible su discografía, que en los últimos tiempos también sigue alcanzando momentos gloriosos cerca del cielo de la melodía perfecta de los Beach Boys, Big Star y Teenage Fanclub.

9MAX FROST: “White lies” 

Temazo muy en la onda de los mejores hits de Outkast, Tv On The Radio, Gnarls Barkley…

10- TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO “Estrellas místicas”

Nuevo pelotazo de los más valientes y extremos. Cuando ensamblan su ruido metalúrgico con la melodía pop alcanzan esa belleza fría que no es de este planeta. Ahí va eso:

“…no seas tan maleducado como para morder la mano que te alimenta.
Guarda el veneno y sonríe, ostia, sonrie, ostia!

… un pequeño sacrificio para una gran recompensa.
Engánchate a los bises de las nuevas estrellas,
de las nuevas estrellas místicas del pop en español”

Selección de ALICIA GALÁN

MEDALLA DE ORO: ARCADE FIRE, “Reflektor”

Si hay un disco de 2013 que tiene tantos amantes como detractores, ése es “Reflektor”. Pues bien, yo soy del primer grupo. Quizás no te guste a la primera. Quizás pienses que Arcade Fire se han pasado al bando oscuro de la electrónica bajo la influencia de James Murphy. Quizás te parezca que se han perdido las orquestas y los órganos de tubos. Quizás no estés de acuerdo con el código de vestuario para los conciertos. Entonces, es que hace falta escuchar este disco otra vez, y otra, porque cada una empieza a gustarte más. “Reflektor”, el tema homónimo, aparte de tener un videoclip espectacular artísticamente, es una melodía en evolución. Tiene una línea rítmica envolvente que hace enloquecer en la pista de baile, una combinación instrumental riquísima y, sobre todo, un bajo sintetizado que es la cosa más intensa que ha sonado este año.

MEDALLA DE PLATA: QUEEN OF THE STONE AGE, “I sat by the ocean” 
Si tuviera un coche y estuviera por la Costa Brava, sonaría esta canción a todo volumen. Queens of the Stone Age es un grupo que lleva trabajando desde antes del año 2000, por tanto, largo de explorar al completo. “…like a clockwork”su álbum de 2013 a mi me ha conquistado particularmente. Tiene algo de la esencia guitarrera de temas clásicos del grupo como “No one knows” (2009). El tema escogido, “I sat by the ocean”, se basa un ritmo marcado y potente, sus guitarras son gloriosas. El riff del principio os enganchará hasta los 4 minutos, puedo asegurarlo.

MEDALLA DE BRONCE: ARTIC MONKEYS “Do I wanna know?”
Siempre he considerado Arctic Monkeys como un grupo de cabecera y, una vez más, no han defraudado ni un ápice, se han consolidado, incluso. AM, su álbum de 2013, me parece fantástico, lleno de canciones intensas en cuanto a letra y música. Y Alex Turner pone ese punto sexy que sólo él sabe hacer tan bien. Podría haber elegido “Fireside”, que es realmente mi canción favorita del disco, pero creo que “Do I wanna know?”, el single, es el tema más completo y el que contiene toda esa sensualidad de bajos de cuerdas vibrantes. El vídeo es la mejor explicación gráfica de todo ello.

4.- MANEL, “Teresa Rampell”

En el top musical del año no podía faltar una alusión al menos a un disco del panorama peninsular, y, sí, es Manel otra vez. No es la primera vez que digo y animo a que los escuchéis, porque son geniales (http://hyperbole.es/2013/10/manel-directo-al-corazon/ ). Manel son animados, variados, frescos, alegres, pegadizos; y, sobre todo, hacen muy buena música. Uno no puede dejar de empaparse de ese amor que retorna, que viene, que siempre vuelve con su música ( El puesto noveno de esta lista musical del año corresponde a…Miles Kane. Su segundo disco en solitario, “Don´t forget who you are”, me ha parecido más que notable y tiene temazos como el que está enlazado..

5.- FRANZ FERDINAND: “Love illumination”
El regreso de Franz Ferdinand era algo que esperaba con muchas ganas, porque es un grupo que nunca defrauda con su ritmo y estilo tan particular. Alex Kapranos nos hizo vibrar en el Dcode con vitalidad desbordante. “Right thoughts, right words, right action” ha sido un disco que, personalmente, me ha gustado mucho, pese a las voces detractoras. Franz Ferdinand siguen dominando los cambios de ritmos y compás como pocos grupos hacen. Mi eleguida del álbum es “Love illumination”, un tema de esos que te gustan más cuanto más los escuchas, y que, además, tiene un videoclip que hará los delirios incluso de los más surrealistas.

6.- TWO DOOR CINEMA CLUB: “Changing of the season” 

Hay músicas pegadizas. Hay músicas para salir y bailar. Hay músicas que marcan cambios. Si bien es cierto que esto no es “What you know”, esta canción de Two Door Cinema Club se ha colado insistentemente en mis listas desde el final del verano y espero el momento memorable en que suene en la pista de baile.

7.- VAMPIRE WEEKEND,  “Diane young” 
Enmarcada en uno de mis discos favoritos del año, “Diane Young” es una canción tan divertida y sin reglas como sugiere su vídeo, y que trae sonidos novedosos, mucho, mucho ruido. El directo de Vampire Weekend en el Dcode fue espectacular, y esta canción el tema de introducción a toda una fiesta musical. ¡Bailad, bailad!

8.-  VILLAGERS, “Nothing arrived” 
Desde el momento primero en que escuché esta canción, me cautivó. Y ha sido una sensación emocionante que ha durado desde enero hasta ahora. Esto es, quizás, un síntoma de que se trata de una buena canción, de esas que no quieren pasar. La letra es un poco triste, pero no por ello dejar de parecerme fantástica. Ahí van: Villagers con “Nothing arrived”

9.- MILES KANE “Don’t forget who you are”

El puesto noveno de esta lista musical del año corresponde a…Miles Kane. Su segundo disco en solitario, “Don´t forget who you are”, me ha parecido más que notable y tiene temazos como el siguiente.

10.- DAFT PUNK (cover de GEORGE BARNETT) ,”Get lucky” 

Como todo Top musical se empieza desde abajo, inauguro el de 2013 con una de las canciones que ya parece que era un temazo antes de siquiera tocarse en ningún lado. Sí, se trata del “Get Lucky” de Daft Punk. Pero, para rizar el rizo, no voy a coronar la canción original, sino esta versión sublime interpretada por George Barnett. Personalmente, creo que ésta última saca más partido al sonido que su homóloga de los franceses, y Barnett es un auténtico espectáculo interpretando todos los instrumentos. Love it!

Etiquetas de este artículo
, , ,
Escrito por
More from hypérbole

Volver a Shakespeare

Quizá el poder, la posibilidad de alcanzar el poder, cualquier poder, o...
Leer más

4 Comentarios

  • Pues yo que quereis que os diga. Me diréis carroza, pero todo suena a ya sonado, no hay nada realmente nuevo en ninguno de los discos recomenados. ¿Dónde quedó la creatividad musical?

  • Jesús, como ya dije en mi artículo resumen del año, está todo inventado desde hace mucho tiempo. Conseguir verdaderas rupturas musicales es algo muy difícil y comercialmente arriesgado, algo que, me temo, muchos artistas no se pueden permitir hoy día por mucho que les apetezca hacerlo.
    Es más, seguramente logren algo presuntamente rompedor y alguien conozca algún trabajo ignoto de 1974 que se le parezca.

    Lo mejor es dejarse llevar por aquellas canciones que siguen sacando lo mejor de lenguajes que no por conocidos están agotados, que ponen de relieve que aún tenemos música para rato. Talento y creatividad siguen abundando.

  • A mi lo que me pasa es que, a priori, el mundo video-clip me echa para atrás, aunque existan algunos muy buenos (no pienso en Gondry ni nada así, sino en los de los Cure, viejos ya…) Con este absurdo criterio, pero también por la música, galardono con el primer puesto el austero de los Eels…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *